Páginas vistas en total

sábado, 3 de septiembre de 2011

¿...Y SI EVITÁRAMOS LA ENFERMEDAD...?

Cierre de Centros Sanitarios, disminución de camas hospitalarias, recortes de personal...y aún así nos quieren hacer creer que, para nuestros políticos y gestores, la Sanidad, Educación y otros Servicios Sociales son intocables...

Parece que los fatídicos recortes sí que están afectando a estas prestaciones, tan fundamentales y necesarias en nuestra sociedad del bienestar...

Pero, por qué no luchar contra el origen del problema?. Es decir, ¿...por qué no cambiar el objetivo de la política sanitaria, o, al menos, virarlo hacia un rumbo diferente..?.

El planteamiento es el siguiente. Si la enfermedad es "cara", en todos los aspectos, económicos, familares, sociales, etc...¿...POR QUÉ NO PROTEGEMOS LA SALUD...?.

Con esta visón de la Sanidad, los esfuerzos económicos podrían reordenarse hacia esa protección del estado de salud de la población. Y esa protección no se proveerá necesariamente en los Centros Sanitarios.

¿...Y donde pretendo llegar con esta reflexión...?

Nuestra sociedad enferma y muere, fundamentalmente, por los efectos de una vida repleta de hábitos y costumbres poco saludables.

La primera causa de mortalidad en nuestro pais es la Enfermedad Cardiovascular. Y ésta se relaciona como causa-efecto, con otros males como la Obesidad, el sedentarismo, el tabaco, y otras patologías como la Diabetes, hipertension, colesterol...

Las principales causas de ingreso en nuestros Hospitales con los problemas cardiovasculares.

Los principales motivos de consulta en Atención Primaria son los relacionados con las enfermedades antes citadas.

¿Y realmente estamos tan gordos, hacemos tan poco ejercicio físico...? Miremos a nuestro alrededor más cercano, o toquemos nuestra zona abdominal y lo comprobaremos.

Pero lo que empeora el panorama es que nuestras nuevas generaciones, lejos de mejorar esas circunstancias, están empeorando de forma exponencial, de tal manera que la prevalencia de obesidad infantil, por ejempo, está alcanzando unas cifras tan alarmantes que llegamos a hablar e EPIDEMIA DE OBESIDAD!!

Y, claro está, surge un nuevo interrogante: ¿PODEMOS EVITARLO?

Y la respuesta es rotundamente afirmativa: SI, PODEMOS...EVITARLO.

Y en este aspecto de la prevención todos somos responsables. Médicos y sanitarios, padres y madres, profesores, colectivos públicos y privados, instituciones, medios de comunicación, industria alimentaria, hostelería, gestores...y un largo etcetera. Es decir, TODOS y TODAS, debemos luchar contra la enfermedad, pero evitándola y no esperando a contraerla y a sufrir las secuelas que conlleven.

Y no podemos olvidar el papel de las Vacunas en la prevención de la Enfermedad. Es innegable e incuestionable la importancia de la profilaxis de enfermedades infecciosas, eficaz y eficiente, y absolutamente carente de riesgos, a pesar de corrientes opositoras a estas estrategias de mantenimiento y promoción de la salud. Pero se me ocurre dedicar una próxima entrada del Blog a este controvertido tema de las Vacunas.

Desde este Blog me atrevo a dictar 10 medidas, a modo de Decálogo Preventivo para una Vida Sana, aunque podrían ser muchas más.




  1. MEDIDA 1: Ejercicio Físico, al menos tres días a la semana.


  2. MEDIDA 2: Consumir fruta y verdura todos los días de la semana.


  3. MEDIDA 3: Consumir bollería industrial y fritos industriales, como máximo, una vez a la semana.


  4. MEDIDA 4: Abandono total del hábito de fumar.


  5. MEDIDA 5: Consumo moderado de alcohol. Y moderado puede ser una cerveza o una copa de vino en la comida.


  6. MEDIDA 6: Disminuir el consumo de sal. Y podríamos comenzar por retrirar los saleros de los comedores escolares, restaurantes y bares.


  7. MEDIDA 7: Consumir comida rápida, hamburguesas..., como máximo, dos veces al mes.


  8. MEDIDA 8: Completar los calendarios vacunales indicados por Organismos Oficiales y recomendados por Sociedades Científicas avaladas.


  9. MEDIDA 9: Utilizar los fármacos sól cuando sean prescritos e indicados por médicos. Evitar la automedicación, sobre todo, los antibióticos.


  10. MEDIDA 10: Me atrevo a hacer esta última recomendación, lejos de la medicina tradicional. SONRIAMOS TODOS LOS DÍAS y compartamos esa sonrisa con los seres queridos que nos rodean.




No hay comentarios:

Publicar un comentario