Páginas vistas en total

jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Qué necesitan los pacientes?

¿Qué espera realmente un paciente de su visita a un Hospital o Centro de Salud?
Puede parecer una pregunta de fácil respuesta... Quizá la curación de su dolencia, el alivio de un dolor, una respuesta de por qué le está ocurriendo ese problema, o incluso qué ha podido hacer antes para merecer ese sufrimiento...y así podría seguir líneas y líneas...
Efectivamente son muchas y muy variadas las necesidades y expectativas de los ciudadanos y ciudadanas que acuden a un Centro Sanitario.
Y surge la siguiente interrogante; ¿detectamos los Médicos y sanitarios esas necesidades?, y, ¿cubrimos las expectativas?.
Pues, lógicamente habrá de todo.
En los tiempos de Facultad, hace ya algunos años, nos enseñaban y nos intentaban transmitir la necesidad de "...ponernos en lugar de..." el enfermo. La Empatía.
Realmente es una buena herramienta para tratar de entender qué le está pasando al paciente, sintiendo esa necesidad y, por qué no, ese dolor desde el punto de vista del propio paciente.
Y esa información, ese sentimiento sólo lo podemos percibir de una forma: ESCUCHANDO...
Sí, escuchando en mayúsculas.
El enfermo que se sienta a nuestro lado, o está tumbado en una camilla forrada de papel, quiere y necesita que entendamos bien qué le está pasando. Necesita transmitirnos ese dolor, esa duda, esa angustia al fin y al cabo. Casi le gustaría que pudiéramos sentir lo mismo para que fuesemos del todo conscientes de su sufrimiento y de su miedo.
Y ahí está el inicio de todo Acto Médico. En la escucha, en la empatía, en ser capaces de sentir lo que el otro siente y, a partir de ahí, analizando esa información y ese sentimiento, diseñar una estrategia de mejora. Es decir, aportar un tratamiento que ayude, alivie, consuele y, por qué no, que cure su enfermedad.
Pues bien, esa Empatia y esa Escucha activa que practicamos, o debemos practicar cada médico en cada uno de nuestros actos diarios es lo que intentaré trasladar a este Blog.
Con ello pretendo que este espacio de comunicación, de interrelación, se transforme, no en una consulta médica al uso, sino en un rincón donde ciudadanos sanos, enfermos, médicos, sanitarios...podamos hablar y ESCUCHAR aquellas necesidades y esas expectativas que cada uno de nosotros, en cada uno de nuestros ámbitos podemos sentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario